Seguridad máquinas: plegadoras hidráulicas.

13 mayo 2013
Compartir:

Introducción

Queremos en éste post hablar de los riesgos y medidas preventivas de un grupo de máquinas que causan numerosos accidentes al año.
Una plegadora hidráulica es una máquina (sujeta por tanto a lo dispuesto en la Directiva 2006/42) utilizada para el doblado de chapa en frío, mediante la aplicación de fuerza por parte de una parte móvil o trancha sobre una parte fija o mesa.

Riesgos

El riesgo mas evidente que nos encontramos en éste tipo de máquinas, es el de atrapamiento / corte. Cuando el operario introduce la chapa a plegar en la zona de plegado. Éste riesgo se puede ver agravado por.
- Tamaño de la chapa plegada. Cuanto mas pequeña, mayor peligro.
- Frecuencia de plegado. Cuanto mayor sea la cadencia (nº pliegues/hora), mayor peligro.
- Experiencia o formación insuficientes.
- Antiguedad de la plegadora. Éste tipo de máquinas y en especial las mas antiguas poseen la peculiaridad de la dificultad por adaptar sistemas de seguridad modernos que minimizen la exposición del trabajador al peligro.

Sistemas de seguridad


  • Parada de emergencia. Aunque es difícil que por si misma evite un atrapamiento, si es útil para liberar la parte del cuerpo atrapado. Tened en cuenta que la mayor parte de las plegadoras, el accionamiento de la parada debe elevar la trancha hacia arriba. Pueden ser paradas de botonera situadas en el panel de control o interruptor de tirón a lo largo de la zona de plegado.


  • Detectores de presencia. Un haz luminoso que parte desde la fuente hasta el receptor recorre toda la longitud de la zona de plegado. Cuando éste haz es interrumpido, el movimiento de la trancha se detiene. Es un sistema que da muy buenos resultados en plegadoras de última generación que lo traen incorporado de fábrica, pero difícil de incorporar a plegadoras antiguas por lo costoso del dispositivo y la menor eficacia del mismo.


  • Resguardos. Colocados en la parte posterior de la plegadora, donde se accede para efectuar tareas de mantenimiento. Pueden ser fijos, móviles con enclavamiento o incluso mediante barreras inmateriales en función de la frecuencia de acceso definida por el fabricante. Ver criterios de selección de resguardos recogidos en la NTP 552
  • Mando a dos manos. En contadas ocasiones, es posible sujetar la pieza a plegar por medios mecánicos, lo que permite al operario utilizar un mando a dos manos, que le obliga a pulsar dos botones separados de forma simultánea para efectuar al plegado.
  • Fallo de energía. Ante un fallo en el suministro eléctrico o hidráulico, la plegadora debe contar con mecanismos que impidan el movimiento de las partes móviles. 

0 comentarios :

Publicar un comentario