Sistemas de seguridad en puertas industriales

02 febrero 2015
Compartir:

Las puertas, portones y barreras utilizados habitualmente para facilitar el acceso a naves industriales y fábricas de todo tipo, generan numerosos accidentes, con diversas causas que van desde una errónea concepción, falta de mantenimiento o un mal uso por parte de los usuarios. 


Los principales riesgos a considerar, son:
  • Atrapamiento y/o golpeo con elementos de la puerta. Es el principal y mas importante. Ya sea bajo la puerta, en los carriles laterales o con cualquier elemento abisagrado. 
  • También se pueden dar otros peligros como los contactos eléctricos con partes en tensión, caídas a distinto nivel en las fases de montaje o mantenimiento de la puerta. 



Medidas preventivas 
  • Un adecuado diseño y fabricación, garantizará la resistencia mecánica de la puerta. La adecuada elección de materiales otorgará la durabilidad necesaria a la misma. 
  • Resguardos. Todas las zonas móviles de transmisión, deben estar protegidas hasta una altura de al menos 2,5m. 
  • Dispositivos anticaída. En puertas de movimiento vertical, evitan en caso de rotura de un elemento de transmisión (cadena o cable), que la puerta caiga. 
  • Sistemas de seguridad asociados al sistema de mando. Por ejemplo los mandos de presencia u hombre muerto. Detienen el movimiento de la puerta si no se pulsa el botón de accionamiento de forma constante. 
  • Dispositivos electrosensibles. Es habitual le presencia de fotocélulas que detienen el movimiento en caso de detectar la presencia de personas y objetos bajo la puerta. También se pueden utilizar alfombras sensibles a la presión o similares. 
  • Fuerzas de maniobra. Detienen el movimiento de la puerta cuando ésta se encuentra con un obstáculo en su recorrido. Por lo general, la fuerza ejercida por la puerta no debe superar los 1400N durante no mas de 0,75 segundos. Acto seguido la fuerza admisible no debe superar los 150N y a los 5 segundos, la fuerza debe caer por debajo de 25N. 



Todas las puertas deben contar con la siguiente documentación que acredita que la misma es segura: 
  • Placa de fabricante con marcado CE (si se ha instalado en la Unión Europea) 
  • Manual de instrucciones. 
  • Declaración de conformidad conforme a la Directiva de máquinas (2006/42) (si se ha fabricado con posterioridad a 1995 y la puerta es motorizada) 
  • Informe de adecuación al RD 1215 (independientemente del año en el que se haya fabricado, el empresario debe poner a disposición de sus trabajadores, equipos que cumplan con el RD 1215). 
  • Declaración de prestaciones, ya que también se trata de un producto de construcción afectado por el Reglamento 305/2011.

1 comentarios :

cerrajero madrid dijo...

Sin duda las puertas industriales como se menciona, son peligrosas. Más aún cuando no se les da el mantenimiento que se requiere y en ocasiones no depende tanto de esto, si no de las peronas que están a cargo de estas puertas.

saludos.

Publicar un comentario